Feeds RSS

Ultimas noticias en el Buscador Místico:

martes, 6 de abril de 2010

Los dioses guerreros de Asgard


Las primeras informaciones que se tienen sobre Asgard se sitúan en el siglo XIII a través de los textos del escritor islandés Snorri Sturluson y sobre la base de una recopilación de antiguos poemas escáldicos.

Dentro de la mitología nórdica se conoce a Asgard como una ciudad donde habitaba una raza de dioses guerreros, cuya característica principal era que estaba rodeada por enormes muros con grandes bloques de piedra a manera de cerca.

thor_web

Las paredes que rodean a Asgard fueron encargadas a Blast o Hrimthurs, quien, como pago por su titánico trabajo, pedía la mano de Freya, además del sol y la luna. Oferta que Odín aceptó pensando que el tiempo que le había dado de seis meses para culminar el trabajo no iba a permitirle tal hazaña.

Pero los dioses no contaban con la ayuda de un caballo mágico que tenía Hrimthurs llamado Svadilfari, con el que veían que la obra avanzaba muy rápidamente. Esto atemorizó a Freya y a Odín, quienes nunca pensaron que podría terminar la obra, pues no pensaban cumplir con el acuerdo.

Loki, hijo de Odín y hermano de Thor, “Dios del Trueno”, se transformó en una yegua para seducir al mágico semental y raptarlo, con lo cual no se completó la obra a tiempo, librando a Freya de casarse.

Dentro de la misma dimensión donde se halla Asgard, también están Alfheim, Vanaheim y Valhalla, que constituyen una gran sala en donde todos aquellos guerreros que murieron en batalla se encuentran esperado la liberación de sus almas en el juicio final.

La mitología nórdica siempre fue muy considerada con el lugar que debían ocupar sus valientes guerreros, por lo que Asgard se ha constituido como un templo de veneración para los grandes personajes de sus leyendas y sus mágicas proezas en el mundo antiguo.

Fuente: Esoterismos.



Facebook Google Bookmarks Twitter FriendFeed Bitácoras Chuenga Fresqui Enchílame Menéame Yahoo! Technorati Del.icio.us MySpace DiggIt! PromotingBlogs

0 comentarios:

Publicar un comentario