Feeds RSS

Ultimas noticias en el Buscador Místico:

martes, 6 de abril de 2010

La historia del hombre pez en Liérganes


He aquí una historia bastante extraña que involucró a un niño común y corriente que siempre mostró muchas habilidades y un gusto marcado por el mar, pero que ni la mente del más grande soñador podría haber imaginado el desenlace de este hecho.


Los hechos reales ocurrieron a mediados del siglo XVIII en un pueblo de Santander, España, y cuyos sucesos se vienen narrando desde hace muchos años atrás y ya se han convertido en parte del folklore de la región.

Este niño llamado Francisco de la Vega Casar y que nació en Liérganes en 1747, se mostraba muy hábil a la hora de nada y pescar, aún cuando nadie lo había adiestrado en aquellas actividades. A los quince años se marcha a Bilbao para aprender carpintería, lo que lo obliga a quedarse por dos años en esos lugares para completar sus estudios.

Una tarde de 1764, Francisco junto a dos amigos deciden irse a dar un baño en el mar, para lo cual, todos se despojan de sus ropas y se zambullen en el agua a disfrutar y a jugar en ella, salvo Francisco quien comenzó a nadar hasta perderse en el horizonte.

No lo volvieron a ver, lo cual hizo suponer que se había ahogado, por lo que decidieron comunicar este hecho a su madre, quien quedó desconsolada ante el funesto hecho.

Luego de unos cinco años, en Cádiz, unos pescadores que realizaban sus labores diarias en el mar, lograron divisar a un ser que salía y se sumergía en el agua, como si fuera un pez, pero que a todas luces dejaba ver su anatomía humana.

Luego de acercarse a él, lo pudieron capturar y lo llevaron al Convento de San Francisco de esa ciudad, en donde todos trataron de comunicarse con el individuo que nunca respondía a ninguna de las preguntas ni emitía palabra alguna.

Hasta que un día, de pronto, pronunció la palabra Liérganes, a donde fue llevado y entregado a su madre y hermanos que lo recibieron rebosantes de alegría. Sin embargo, Francisco ni se inmutó.

Vivió durante nueve años junto a su madre y sus síntomas eran los de una persona con trastorno mental, además que solamente se alimentaba de pan y vino, hasta el día en que se arrojó nuevamente al mar y nunca nadie más supo de él.

Fuente: MundoParanormal.



Facebook Google Bookmarks Twitter FriendFeed Bitácoras Chuenga Fresqui Enchílame Menéame Yahoo! Technorati Del.icio.us MySpace DiggIt! PromotingBlogs

0 comentarios:

Publicar un comentario