Feeds RSS

Ultimas noticias en el Buscador Místico:

martes, 6 de abril de 2010

El mito del gato negro


Son muchos los mitos que se cuentan sobre los gatos y su relación con la mala suerte o el demonio. Sin embargo, al inicio de la historia, los gatos eran animales sencillos sin leyendas alrededor; se dice que fueron los egipcios quienes empezaron con los mitos del gato, a quienes les atribuyeron poderes sobrenaturales por su impresionante capacidad física que les permite caer de pie desde altura en donde otros animales morirían. La idea de los gatos y sus siete vidas proviene de esta etapa.



Para los egipcios, todos los gatos eran considerados dioses, sin embargo quien tenía poderes más allá eran los gatos negros, a quienes consideraban protectores contra las fuerzas oscuras. Pero esta idea positiva cambió con los siglos y, para la edad media, estos felinos fueron relacionados con las brujas, siendo cazados y quemados junto con ellas.

Se decía que estos animales eran los sirvientes, familiares, las mismas brujas o personas transformadas por ellos; sea por las actividades nocturnas que los felinos realizan o por su mirada penetrante (que se hace más profunda en los animales de color negro), los gatos fueron acusados de ser causantes de maldiciones. Si una persona tenía un gato negro en casa era considerado como adorador del diablo y eran perseguidos.

Entre las más conocidas atribuciones está la de traer mala suerte a las personas que se crucen con él; si éste se cruza delante de ti, de derecha a izquierda o a la inversa, significa que te cortará la vida o te interrumpirá tus proyectos. Por el contrario, si el animal se acerca hacia uno, implica que la buena suerte se quedará contigo, pero si se aleja de ti, se la llevará. Se cree que para contrarrestar esto se debe saltar siete veces hacia atrás (de espaldas).

Los felinos no solo cargan a cuestas maldiciones, sino que también se les atribuye poderes para la adivinación. Si el gato se queda mirando hacia afuera a través de la ventana o recostado boca arriba, lloverá; si sueñas con un gato, quiere decir que alguien te va a traicionar.

Fuente: MagiCiencia.



Facebook Google Bookmarks Twitter FriendFeed Bitácoras Chuenga Fresqui Enchílame Menéame Yahoo! Technorati Del.icio.us MySpace DiggIt! PromotingBlogs

0 comentarios:

Publicar un comentario