Feeds RSS

Ultimas noticias en el Buscador Místico:

martes, 6 de abril de 2010

El encanto de las Sirenas


Existen muchos relatos principalmente de navegantes marinos que se refieren a encuentros con bellos seres mitad mujer y mitad pez, a los que vieron surgir entre los mares o estacionados sobre las rocas y arrecifes por los que transitaron en alguno de sus viajes.

Además, relatan también lo embelezados que resultaron con los hermosos cánticos que emitían, lo cual ciertamente también es una de las principales características cuando nos referimos a ellas.

elementales_sirena7

Pero pocos quizás saben que su mito se originó durante la civilización Helénica, y que en un principio se les concibió como mitad mujer y mitad ave, es decir, con alas. Y teniendo como principal atributo los bellos cánticos que encantaban a todos.

A decir de los griegos, las sirenas eran hijas de Calíope y el río Aqueloo, quienes concibieron estas hijas que fueron consideradas divinidades.

Narran las leyendas que en una oportunidad y cegadas por la vanidad de sus propias voces, retaron a las Musas a una competencia de canto, la cual perdieron. Lo que originó que como castigo a su soberbia, le fueran arrebatadas sus alas y condenadas a vagar por las costas con pesados instrumentos musicales.

Las imágenes que hoy tenemos de las sirenas fueron originadas por los romanos, quienes consideraban a las sirenas como descendientes del dios Tritón y la Ninfa Anfitrite, quienes habitaban el fondo del océano y que algunas veces salían a la superficie para someter a las ciudades.

Poco a poco, la misma mitología romana las fue transformando hasta llegar a ser los hermosos personajes que hoy todos conocemos, y que poco a poco se fueron adentrando en las culturas y sociedades, a tal punto que se levantaron muchas esculturas y monumentos adornados con sus figuras.

Actualmente, los científicos especulan que las historias de su existencia partieron a raíz de observaciones por parte de los navegantes marinos a ciertos animales que se posaban en las rocas como los manatíes, los que se asemejan muchos a figuras humanas.

Fuente: Club Telépolis



Facebook Google Bookmarks Twitter FriendFeed Bitácoras Chuenga Fresqui Enchílame Menéame Yahoo! Technorati Del.icio.us MySpace DiggIt! PromotingBlogs

0 comentarios:

Publicar un comentario