Feeds RSS

Ultimas noticias en el Buscador Místico:

martes, 6 de abril de 2010

La Fuente de la Eterna Juventud


La leyenda de la Fuente de la Eterna Juventud fue un apasionante tema que marcó de por vida la existencia de Juan Ponce de León. Nació en 1470 en Valladolid, y al igual que muchos ciudadanos bastardos de aquel entonces, se enrumbó hacia el nuevo continente buscando fortuna.

Fue aquí que escuchó a los indios de estas regiones hablar de la existencia de una isla llamada Bimini en donde existía un manantial en donde se conseguía el anhelado sueño de la eterna juventud, el mismo del que ya se habló alguna vez en las épocas de Herodoto y que siempre circularon en Europa.

fuente

Lo curioso del caso, es que siempre se dijo que esta fuente de la eterna juventud se hallaba en el Oriente, que es justamente a donde pensaron que habían llegado los españoles en un primer momento.

A partir de entonces, Juan Ponce de León consagró toda su vida y esfuerzos a tratar de encontrar la isla y por consiguiente el manantial, para lo cual, se embarcó en varias expediciones financiadas por la Corona Española a fin de que encontrara tan magno tesoro.

En un primer momento cree haberla encontrado cuando llega a una región que hoy se conoce como Florida. Lugar en el que exploró casi todos sus rincones y en donde se bañó en cuanto río, laguna o manantial encontrara, pero que al darse cuenta de que no se hallaba en la isla Bimini sino en una península perteneciente a un gran territorio se ve obligado a abandonar esa región.

A pesar de este sinsabor, su búsqueda continúa con el apoyo del Rey de España, que incluso lo nombra Adelantado de Bimini y Florida, lo que origina la partida de otras expediciones en busca de la fuente milagrosa.

Luego de sucesivos fracasos y de ataques por parte de los indígenas, Ponce de León logra llegar a Cuba donde fallece al poco tiempo.

Lo extraño de todo esto, es que el explorador muere a los 51 años, sin embargo, representaba una edad mucho menor, lo cual hace pensar a muchos que tal vez sin saberlo recibió la bendición de esta fuente milagrosa sin darse cuenta, en los tantos intentos que realizó bañándose en distintos manantiales.

Fuente: Biográfica



Facebook Google Bookmarks Twitter FriendFeed Bitácoras Chuenga Fresqui Enchílame Menéame Yahoo! Technorati Del.icio.us MySpace DiggIt! PromotingBlogs

0 comentarios:

Publicar un comentario