Feeds RSS

Ultimas noticias en el Buscador Místico:

martes, 7 de junio de 2011

Lectura: la mejor ruta de los escritores

Empezamos hoy esta nueva serie de trabajos, con los que deseamos incentivarte a ensayar tu escritura creativa. Para ello, seleccionamos lecturas cuyo atractivo esperamos dé como resultado una página creada por ti, futuro/a escritor/a. Habrá algunos ejercicios guía, pensados especialmente para que desarrolles y afiances tu destreza en el maravilloso arte de crear escribiendo.


I – LEER

El mercado asunceno en 1812

El espectáculo más interesante, curioso y nuevo que ofrece la Asunción al viajero es el mercado. Se halla en la plaza central. Allí presencié una mañana a las cinco, la reunión de la gente que suministra a la ciudad sus provisiones diarias.

Todas las entradas del campo a la plaza derramaban cientos de mujeres, sin excepción vestidas de blanco, unas llevando sobre su cabeza botijas de miel, otras atados de mandioca, y las de más allá de algodón en rama, otras cargadas de velas de sebo, pan dulce, flores, cántaros de aguardientes, pasteles y masas frías y calientes, cebollas, ají, ajo y maíz, otras con canastillas de sal en la cabeza y otras con grandes mazos de tabaco y paquetes de cigarros. Aquí iba una tirando del pollino con canastas repletas de gallinas y huevos, allá otra, trayendo por iguales medios, melones de color y sandías, higos y naranjas para vender.

Muchas cargadas con caña dulce, pelada y cortada en pedacitos, listos para ser chupados. Luego venían los carros de carnicero, con carne mediocre, malamente beneficiada, colgada en grandes trozos dentro de la carreta techada de paja, sin ninguna atención a la limpieza y cortada con descuido completo de precisión anatómica. (…)

Después de los grupos mencionados venían los indios payaguás, sanos y atléticos con el pescado colgando de luengas varas, apoyadas sobre los hombros. Otros seguían con atados de chala o pasto traído del Chaco para los caballos de la Asunción.

Cuando todos estos grupos de congregaron en la plaza del mercado, en número —según creo— de quinientos, se distribuyeron con sus productos, en filas que dejaban entre sí justamente el espacio necesario para que pasasen los compradores. No había puestos ni sillas. Los artículos se extendían sobre esteras en el suelo y su dueños se sentaban en cuclillas.

Del total de vendedores, a lo menos tres cuartas partes eran mujeres, y de los compradores igual proporción; de modo que el suelo se hallaba cubierto por una masa compacta de figuras vestidas de blanco, charlando, regateando, disputando y dando gritos, en guaraní, hasta hacer resonar el aire con el murmullo y estrépito del bullicioso espectáculo.
(John Parish y M. Robertson, Cartas del Paraguay – “Carta XXIV”, fragmento)

Control de la lectura

1) Tema a) las mujeres del mercado b) los carniceros c) la actividad en el mercado asunceno

2) Autor: John Parish y M. Robertson

3) Lugar y tiempo: Asunción, 1812

4) a) Sin consultar el diccionario, y de acuerdo a la lectura, intenta explicar qué significan estos términos; luego, compara tu escrito con lo que dice el diccionario. Aprópiate de estos vocablos.

Suministra:

Provisiones:

Botija:

Pollino:

Luengas:

Chalas:

* No te olvides: En el diccionario encontrarás: los verbos en infinitivo (ej.: de suministra, suministrar); los sustantivos en su forma singular (por ej.: de provisiones, provisión), etc.

4)b) Según la lectura, el sinónimo más adecuado a cada palabra es:

Espectáculo: diversión – exhibición - deporte

Curioso: entremetido – raro - preguntón

Disputando: discutiendo – debatiendo – peleando

Esteras: felpudo – alfombrilla - limpiabarros

*La prueba para saber si tu trabajo está acertado es la siguiente: intenta sustituir el término del texto por el que elegiste; si está bien, no debe variar el sentido de la expresión.

4)c)El lenguaje del autor es sencillo; solo hay dos metáforas (revisa qué es metáfora y cuál es su función). Las extrajimos para observarlas. Léelas a continuación y subraya la opción que exprese el significado correcto de las dos metáforas:

-Todas las entradas del campo a la plaza derramaban cientos de mujeres.

Significa que:

*Todas las entradas del campo a la plaza tenían arroyos y las mujeres llegaban empapadas.

*Por todas las entradas del campo a la plaza llegaban tantas mujeres que eso parecía un chorro de líquido.

*Había llovido tanto que todas las entradas del campo a la plaza estaban inundadas.

-el suelo se hallaba cubierto por una masa compacta de figuras vestidas de blanco, charlando, regateando, disputando y dando gritos, en guaraní.

Significa que:
* había imágenes duras vestidas de blanco que charlaban, regateaban, etc.

* las mujeres habían elaborado en el suelo una masa compacta blanca que charlaba, etc.

* juntas, todas las mujeres vestidas de blanco sentadas en el suelo parecían una sola cosa blanca que charlaba, etc.


II – ESCRIBIR

A) Imaginar

1)Piensa en el mercado más popular de tu ciudad o pueblo.

2)Recuerda todos los detalles que puedas y que te hayan parecido más llamativos.

3)Anótalos como te vengan a la cabeza.

B) Observar

1)Si no te parecen suficientes tus recuerdos o lo que te hayas imaginado, acude al mercado y obsérvalo todo con mayor atención.

2)Anótalo también.

3)Añade todo lo que te llame la atención.

4)No es necesario todavía que haya orden en tus anotaciones.

C) Tu experiencia

Ahora puedes intentar recordar alguna vivencia interesante, muy agradable o lo contrario que te haya sucedido y que influya sobre tu impresión sobre el mercado; ese sentir se verá reflejado en tu escrito.

D) Primer borrador:

1) Con cada uno de detalles anotados, escribe oraciones cortas. No importa el orden.

2) Cuando creas que has escrito bastantes oraciones, léelas en voz alta.

3) Marca las oraciones que se relacionan entre sí y únelas luego, con conectores o conjunciones.

4) Ordena las oraciones alrededor de un punto: por ejemplo, todas las oraciones en las que te refieras a los vendedores van juntas; y a las oraciones que hablen del aspecto del mercado (limpio, desordenado, etc.) busca juntarlas. Así se formarán los párrafos.

5) Que tu escrito busque describir (mostrar) el mercado en un día de mayor afluencia de público. Toma como modelo la descripción leída: ten en cuenta la proporción hombres-mujeres que trabajan hoy en el mercado.

6) Lee tu primer borrador. Si quieres, puedes reescribir lo que no te satisface aún y, además, puedes reordenar los párrafos.

Y por último, no abandones tu intento hasta que tu escrito te guste. ¡Tú puedes!
Lic. Emilia Piris Galeano
www.abc.com.py/



Facebook Google Bookmarks Twitter FriendFeed Bitácoras Chuenga Fresqui Enchílame Menéame Yahoo! Technorati Del.icio.us MySpace DiggIt! PromotingBlogs

0 comentarios:

Publicar un comentario