Feeds RSS

Ultimas noticias en el Buscador Místico:

domingo, 26 de junio de 2011

La historia de Dina y Siquem

La historia de Dina y Siquem
Conocemos Dina:

Dina, es la hija menor de la pareja formada por Jacob y Lea, sus hermanos son los siguientes: Rubén, el primogénito de Jacob, Simeón, Leví, Judá, Isacar, el cual fue concebido por causa de las mandrágoras que Rubén le llevó a su madre, y que ésta a su vez, las usó para alquilar el prostituto Jacob.



Conozcamos ahora a Siquem:

Siquem es el hijo primogénito de Hamor, el heveo, que era el príncipe de aquella tierra.


Cabe decir pues, que Dina y Siquem, fueron primeramente vecinos, después, con la impetuosidad propia de su juventud, se ir gustando el uno al otro, y surgió entre ellos, el que primero fueron tiernos miraditas a lo lejos, hasta que la temeraria Dina, se fue animando a dar algunos pasitos, cada vez más lejos de la mirada de la su madre y hermanos para tener un contacto en vivo y en directo con el apuesto Siquem.


los acontecimientos que voy a narrar, nos dice Zoar, nos seguramente a impactar por su gravedad y crudeza, por eso, voy a preferir que primero leemos el relato bíblico de los hechos, para luego, entonces sí, realizar algunos comentarios al respecto.

“Salió Dina la hija de Lea, la cual ésta había dado a luz a Jacob, a ver las hijas del país.

Y la vio Siquem hijo de Hamor heveo, príncipe de aquella tierra, y la tomó, y se acostó con ella , y la deshonra.


Y los hijos de Jacob vinieron del campo cuando lo supieron, y se entristeció los hombres, y se enojaron mucho, porque hizo vileza en Israel en la cama con la hija de Jacob, lo que no debía haber hecho.



Pero respondieron los hijos de Jacob en Siquem y Hamor su padre con palabras engañosas, por cuanto había manchado a Dina su hermana.

Y les dijeron: No podemos eso de dar nuestra hermana a hombre incircunciso, porque entre nosotros es abominación.


Y parecieron bien sus palabras a Hamor, ya Siquem hijo de Hamor.


su ganado, sus bienes y todas sus bestias serán nuestros; sólo convenir con ellos, y vivirán con nosotros.

Y obedecer a Hamor ya Siquem su hijo todos los que salían por la puerta de la ciudad, y circuncindaron todo hombre, a cuantos salían por la puerta de la su ciudad.


Y Hamor ya Siquem su hijo los mataron a filo de espada: y tomaron a Dina de casa de Siquem, y se marcharon.

Y los hijos de Jacob vinieron a los muertos, y saquearon la ciudad, por cuanto habían amancillado a su hermana.



Génesis 34: 1 -29



El amigo Moisés, al incluir este macabro episodio entre los tantos que incluye en su Torah, menciona sólo a dos de los hijos de Jacob, a Simeón ya Leví, pero Dina, la cual está aquí entre nosotros, nos declara que fueron todos los hijos varones de su padre Jacob, los que intervinieron en estos actos de barbarie, genocidio, pillaje, robo, secuestro de niños y mujeres, verdaderos terroristas, viles salvajes, escoria de la humanidad.


Ustedes pueden extraer sus propias conclusiones, pero me permito hacerles saber las mías, yo les pregunto y no deben contestar:



He dedicar un breve espacio de tiempo para hacer una ligera mención a la actitud del padre de Dina, ya lo he llamado de cobarde y permítanme profundizar en el epíteto.


Y cuando sus hijos volvieron esta tarde del campo, en lugar de asumir la conducción de tan delicada situación, los dejó a ellos actuar a su antojo, dejando que se divirtieran a costa de la credulidad de sus confiados vecinos.



“Me turbado con hacerme abominable a los habitantes de esta tierra, el cananeo y el ferezeo, y teniendo yo pocos hombres, se juntarán contra mí y me atacarán, y seré destruido yo y la mi casa. “

Génesis 34: 30
Les prometo de que no voy a decir más nada, no es necesario, este pasaje que les he citado el peine a Jacob de cuerpo entero, ¿no?, disculpen por insistir, hay veces que no puedo con mi genio.

Después de que sus noveles cuñados, irrumpieran abruptamente en su habitación ya filo de espada le sacaran la vida, toda la resto no tuvo absolutamente de interés, se sintió aliviado de sus dolores físicos y se propuso esperar por el reencuentro con su amada esposa, lo que pasó unos veinte años después.

En el caso de Dina, salió con sus hermanos prácticamente de arrastro, en cuanto pudo hablar con su madre , la que la consoló con gran amor, se vistió de luto, ella había estado casada por Siquem, por lo que nadie podía negarle su condición de viuda.



Como lo pueden apreciar, aquí están, viviendo su amor a pesar de la adversidad.

www.pysnnoticias.com



Facebook Google Bookmarks Twitter FriendFeed Bitácoras Chuenga Fresqui Enchílame Menéame Yahoo! Technorati Del.icio.us MySpace DiggIt! PromotingBlogs

0 comentarios:

Publicar un comentario