Feeds RSS

Ultimas noticias en el Buscador Místico:

martes, 2 de marzo de 2010

EL CIRCULO DE LAS HADAS también es conocido como el círculo de las hadas o de los elfos.


El anillo de las hadas también es conocido como el círculo de las hadas o de los elfos. Se trata de un anillo de formación natural rodeado de hongos o de pasto, y puede crecer más de diez metros en diámetro.

Este anillo generalmente es un portal al reino de las hadas, o a su lugar de reunión, donde bailan y celebran. En una ocasión encontraron anillos de hadas en South Downs, Inglaterra, formados por hongos de St. George de cientos de años de antigüedad según los investigadores
En la tradición alemana, los anillos de las hadas se llamaban ‘hexenringe’ porque se creía que era el lugar de reunión de las brujas en la noche de Walpurgis. Las brujas se reunían, y bailaban toda la noche, dejando detrás el anillo para marcar el lugar donde habían estado.

En la región de Tyrol, localizada en lo que ahora es Europa Central, las historias folclóricas contaban que los anillos de hadas tenían que lidiar con los dragones voladores; cuando uno de ellos había creado un círculo allí, sólo podían crecer hongos durante siete años. Los holandeses creían que los anillos de hadas eran los lugares donde el diablo había dejado su lechera.

Según el folclore europeo, entrar a uno de estos anillos daba mucha mala suerte. Estaban rodeados de enormes hongos que lanzaban maldiciones sobre cualquiera que entrara al círculo. Otras supersticiones suponían que, si uno entraba a un anillo, al poco tiempo perdería uno de sus ojos. Algunas historias funcionaban como advertencia para las mujeres jóvenes, y les advertían que no tocaran el rocío que había dentro del anillo; si tocaba su piel, traería problemas con ella.

Casi todo el folclore europeo consideraba que era malo entrar a un anillo de hadas, porque éstas podían secuestrar a la persona que entrara una vez que estuviera fuera del anillo. Las hadas también podían esperar hasta que uno estuviera dormido y poner a un sustituto en su lugar. Muchas historias también cuentan sobre personas que salieron del anillo y desaparecieron, o sobre otros que entraron y enloquecieron por la música de los elfos. Otras dicen que pisar el suelo dentro de un anillo de hadas le permitiría a uno ver a estas criaturas, pero también expondría a la persona a ilusiones.

Autor Pilar Guiroy



Facebook Google Bookmarks Twitter FriendFeed Bitácoras Chuenga Fresqui Enchílame Menéame Yahoo! Technorati Del.icio.us MySpace DiggIt! PromotingBlogs

0 comentarios:

Publicar un comentario