Feeds RSS

Ultimas noticias en el Buscador Místico:

miércoles, 2 de marzo de 2011

La niña pintora y las hadas de Caibarién Madelín Pérez Noa

Madelín Pérez Noa anda entre nubes, juega con muñecas, ama a los animales y prefiere los pinceles a las palabras para desbordar sus emociones

Quienes vivimos desde mucho en Caibarién sabemos que antes allí solo había mangle, ninguna leyenda marinera habló nunca de un palacio de hadas niñas que viven entre gatos y girasoles. Y ahora, de pronto, allí donde cualquier marejada sube el agua hasta la cintura, aparece la casita más bella que nunca se haya visto, al menos a los ojos de las niñas, los artistas y los soñadores.


Foto: Erisbel Bosch
...la casita más bella que nunca se haya visto, al menos a los ojos de las niñas...

Desde hoy Ciudad Jardín no está al final del camino, a partir de este instante el malecón no termina allí; por el contrario, tendremos que cambiar nuestro modo de dar las direcciones, pues habrá de decirse: “donde comienza el arcoiris”, “allí, en la casita de los colores”, o “en la galería de la pintora niña y los gatos azules”.

Porque aunque su apariencia exterior sea la de una adulta, basta con que sonría y nos mire para percibir que Madelín Pérez Noa anda entre nubes, juega con muñecas, ama a los animales y prefiere los pinceles a las palabras para desbordar sus emociones.

Y si aún con eso no tuviéramos suficiente para conocerla, bastará con andar dos pasos del umbral hacia dentro en su Casa Galería, enseguida sus hadas rubias de largas cabelleras, con pamelas y cintas, entre palmas, nos harán perder todo contacto con el mundo conocido para entrar en lo que parece un infinito libro de cuentos.

Foto: Erisbel Bosch
...un palacio de hadas niñas que viven entre gatos y girasoles...

Allí están sus amigos artistas, cada quien sobre sus corceles de andar los sueños, las hadas los dejan pasearse con una pincelada aquí, un golpe de cincel allá y una puntada más adelante; porque la pintora niña no quiere andar sola, sabe que por pequeñas que sean las casas de las hadas, en ellas cabe todo el que lo desee.

Es muy posible que no vuelva a subir el mar por esa parte, aunque los “nortes” sean bravos las olas se amansarán al llegar a la puerta trasera de la casita encantada, la niña pintora les tributará dos paletas llenas de azules para calmarlas mientras tararea alguna canción de cuna.

Si de paso por Caibarién quiere ir al mundo figurado, si nunca olvidó la infancia o quiere recuperarla, solo pregunte por las nuevas señas dónde hay hadas…cualquiera sabrá indicarle, el cartel en la acera dice Ciudad Jardín, pero es mucho más…se lo aseguro.

www.radiocaibarien.cu/i



Facebook Google Bookmarks Twitter FriendFeed Bitácoras Chuenga Fresqui Enchílame Menéame Yahoo! Technorati Del.icio.us MySpace DiggIt! PromotingBlogs

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Caibarién mi pueblo querido es en verdad un cuento de hadas solo tiene que visitarlo y verás que es verdad

Publicar un comentario