Feeds RSS

Ultimas noticias en el Buscador Místico:

jueves, 31 de marzo de 2011

“Rango” Gore Verbinski, un western de lagartos video


Gore Verbinski ha vuelto a resucitar un género prácticamente extinguido, de la misma manera que lo hizo con las películas de piratas.
Crítica de Rango, de Gore Verbinski. En 2001, Shrek reformuló el cuento de hadas tradicional con un reverso irónico y desenfadado, más acorde con los tiempos de la post-modernidad. La gran producción del cine de animación mundial se subió al carro de relatos cómicos delirantes, en cuyos mundos reina una anarquía, lo suficientemente inocente como para que el producto sea más familiar que transgresor.
Un larga lista de títulos con propuestas atractivas, gracias a una conjunción de ideas originales a simple vista: un oso panda que hace kung fu, monos astronautas, caperucitas más espabiladas que el lobo, monstruos contra alienígenas, pingüinos surferos... una infinita lista de cuentos “políticamente incorrectos”, cuya fachada se cae una vez presenciamos el relato de siempre. No han sabido seguir la estela del ogro verde.

Pero no es el caso de “Rango”. Un spaghetti western protagonizado por un lagarto (en su versión original cuenta con la voz de Johnny Depp) con crisis de identidad, ávido de aventuras, verborreico y algo desequilibrado, que llega a un pueblo atemorizado por la sequía, en el cual se convertirá en sheriff y cuyo recorrido entroncará con los poderes políticos de la ciudad... Una película que se convierte en un auténtico deleite para todo aquél que amó y vibró con el pulso del padre del género, Sergio Leone. No estamos ante una versión infantiloide, que se complazca en ser un homenaje de los títulos emblemáticos del cineasta italiano. El guión de John Logan —“El aviador”, “Un domingo cualquiera”—, retuerce la trama y los personajes hacia el lado oscuro de la naturaleza de estos relatos, que indagan en la conquista del oeste, del futuro, del progreso y del poder... Incluso el diseño de los personajes es desagradable, de la misma manera que lo eran los secundarios borrachos que llenaban el Saloon de “Hasta que llegó su hora”. Y para quien le gustara la luz de “Valor de ley” y “No es país para viejos”, Roger Deakins parece haber utilizado las películas de los Coen como borradores, para imprimir aquí un lirismo y romanticismo mucho más extremo, ofreciendo al espectador un abanico de cielos y horas mágicas épicas.

Siempre he pensado que “¿Quién engañó a Roger Rabbit?” es una gran comedia, pero también una de las mejores películas policíacas nunca vistas. Lo mismo pienso de “Rango”, tanto como comedia como spaghetti western.



Facebook Google Bookmarks Twitter FriendFeed Bitácoras Chuenga Fresqui Enchílame Menéame Yahoo! Technorati Del.icio.us MySpace DiggIt! PromotingBlogs

0 comentarios:

Publicar un comentario