Feeds RSS

Ultimas noticias en el Buscador Místico:

miércoles, 21 de septiembre de 2011

Los fantasmas no se van y eligen su habitación en el Hotel Viena

En Miramar, las leyendas sobre el complejo turístico construido y abandonado en los años 40 tienen nuevos capítulos. Productores de un programa de TV de Estados Unidos detectaron "actividad paranormal".
La habitación 106 tiene una vieja cama en el centro. La ventana entreabierta deja sentir el viento que llega desde la laguna Mar Chiquita. Está atardeciendo. La luz tenue se filtra por las rotas persianas, agrega más tensión a la escena y torna más lúgubre al Hotel Viena, o lo que queda de él, en Miramar.


Desde hace un tiempo, las visitas guiadas nocturnas al Viena son un imán para los turistas que llegan a esta localidad costera de la laguna Mar Chiquita y se interesan por las historias y leyendas de este lugar en el que se entremezclan un presunto pasado nazi y una serie de misterios sin develar.

Esa fama trascendió las fronteras. Hace un par de años llegaron a Miramar los productores del programa de TV estadounidense Ghost Hunter International, dedicado a las leyendas sobre fantasmas, que se ve en Argentina por una señal de la TV norteamericana. El equipo pasó varios días. Analizaron las habitaciones y se toparon con algunas sorpresas.

Patricia Zárate es una de las guías turísticas del lugar y pertenece a la Asociación de Amigos del Hotel Viena, que se conformó para revalorizar el lugar e intentar recuperar su abandonada estructura. Ella asegura percibir “la energía” de este sitio, a metros de la laguna.

El gran hotel fue construido en dos etapas y se terminó en 1945. La familia Palhke, proveniente de Alemania, decidió invertir en un hotel de alta categoría, que tiene la estructura de un hospital, con alas bien determinadas en donde se distribuían las categorías turísticas o sociales.

¿Por qué tanto lujo y para ese lugar? Es uno de los misterios de la historia del hotel. La otra pregunta es por qué la familia propietaria decidió abandonar el hotel dos años después y dejar de explotarlo.

Polo de atracción. “El hotel Viena es nuestro segundo atractivo turístico, en Miramar”, asegura Patricia. La laguna Mar Chiquita es, sin dudas, lo primero que busca la gente al llegar. La mujer es una de las encargadas de acompañar a los visitantes en las recorridas por el edificio y una de las que más sabe sobre la historia que esconde.

Cuenta ella que en la habitación 106, en el primer piso, los norteamericanos del programa “buscador de fantasmas” comen­taron que divisaron una figura que creyeron sería de una niña. Otras personas dijeron haber visto allí a una persona de edad, a la que reconocen como al que fue jefe de Seguridad del hotel: se trata de Martín Kruegger, 
un alemán de estrecha confianza de la familia Palhke que quedó a cargo del hotel cuando éste se cerró por un tiempo. Krue­gger murió misteriosamente: otra leyenda señala que envenenado. No hubo autopsia y el cuerpo fue enterrado en el cementerio de la vecina localidad de Balnearia.

Después de haber pasado la noche en el hotel, el equipo de investigadores que mandó la TV norteamericana habría hallado varias cosas extrañas. “Detectaron golpes reiterados en el ala de clase media, en un sector que se utilizaba como hospital y refugio. Esos golpes provenían de los pasillos del primer piso; pudieron grabarlos y se escuchaban nítidamente”, asegura.

Agrega la guía: “Luego, me contaron que fueron al ala lujosa, para clase alta, al comedor específicamente, y allí vieron una sombra moverse rápidamente, pero cuando tomaron sus cámaras se dieron con que sus baterías estaban agotadas, cosa extraña porque aseguraban que eran nuevas. Las cambiaron rápidamente, intentaron sacar fotos y grabar pero nada se pudo ver. Las filmaciones no funcionaron y las fotos no salieron. A ellos les llamó mucho la atención, aunque no podían mostrarme y probármelo”.

La mujer explicó que el hallazgo del que más habló el equipo televisivo fue la imagen de una forma muy parecida a una persona sentada en una cama mirando hacia la ventana de la habitación 106. “Según ellos comentaron, el Viena es uno de los lugares con más actividad paranormal en Sudamérica”, dijo.

A esas historias se suman las de los habitantes, que alimentan el mito. Mientras otros, claro, señalan que la cosa no pasa de eso: un mito ayudado por la imagen de un hotel abandonado, medio metido en la laguna que lo inundó al crecer.

Por Fernando Agüero


/www.lavoz.com.ar/



Facebook Google Bookmarks Twitter FriendFeed Bitácoras Chuenga Fresqui Enchílame Menéame Yahoo! Technorati Del.icio.us MySpace DiggIt! PromotingBlogs

2 comentarios:

Elizabeth Segoviano dijo...

que buenos relatos misteriosos! :) me encantan, felicidades por este blog tan original :)

Buscador dijo...

DE NADA.Intentare seguir poniendo lo que mejor vea en la red para este blog

Publicar un comentario