Feeds RSS

Ultimas noticias en el Buscador Místico:

viernes, 4 de noviembre de 2011

La Mulata de Córdoba, Veracruz más que una leyenda Rafael Robledo

La Mulata de Córdoba, más que una leyenda
Este relato virreinal ha trascendido al tiempo y se ha convertido en una de las historias más famosas de la entidad, su protagonista, símbolo del mestizaje nacional, es también imagen del misticismo del pueblo veracruzano

La mulata de Córdoba es una de las leyendas más populares del imaginario nacional, es quizá junto a la Llorona, uno de los mitos que representan el sincretismo de la cosmogonía mexicana posterior a la conquista.


La tradición oral consolidó el relato popular y la convirtió en leyenda al paso de los años; ahora, el relato formas parte de las leyendas que circulan alrededor de los vestigios del imponente castillo de San Juan de Ulua en el puerto de Veracruz.

El relato narra la historia de Soledad, una bella mujer que vivía en la ciudad de Córdoba, fundada en 1618 como un sitio de tránsito en el camino real que conducía del puerto de Veracruz hasta la Ciudad de México, el corazón de la Nueva España.

Soledad, de origen mulato, es decir, de acuerdo al sistema de castas de la Nueva España, hija de un español con una negra, cautivaba a todos los habitantes de la ciudad; se dice que por envidia, muchas mujeres querían que el Santo Oficio la acusara de brujería y pacto con el diablo, pero éstas acusaciones nunca se comprobaron.

La belleza de Soledad cautivó al entonces alcalde de Córdoba, Martín de Ocaña quien ofreció toda clase de regalos a la mujer a cambio de poseer su cuerpo.

Al negarse, Soledad selló su destino, pues el acaudadlado funcionario levantó una acusación en contra de ella ante el tribunal de la Santa Inquisición que procedió a encarcelarla y a enjuiciarla rápidamente para condenarla por sus supuestas relaciones con el demonio.

La mujer fue llevada presa al temible San Juan de Ulúa y durante la noche previa a su ejecución pasó todo el tiempo dibujando un magnifico barco en la pared de su celda con un trozo de carbón.

Cuando los guardias fueron por ella para conducirla a su destino fatal y tras sorprenderse por la obra de arte que la mulata había logrado dibujar con tan pocos recursos y en tan poco tiempo, Soledad les preguntó qué era lo que faltaba al navío.

"Que navegue", contestaron; en ese momento Soledad subió a su dibujo y el barco comenzó a navegar por las paredes hasta perderse en el muro y escapar de ahí.

La leyenda cuenta que nadie nunca más volvió a saber de Soledad; si se visita el Castillo de San Juan de Ulúa, es común conocer esta leyenda e incluso, hay quienes sienten una extraña presencia entre sus centenarios muros.

La historia más allá

Como toda leyenda, la historia de la Mulata de Córdoba posee elementos esenciales que haban de su tiempo: la discriminación que hacía las castas sentían los españoles, gobernantes y religiosos, recordar que Córdoba fue precisamente fundada para dar refugio a los españoles que viajaban a México y que eran blanco fácil para los movimientos que buscaban la liberación como el encabezado por Gaspar Yanga.

La leyenda deja ver la manera en que una mujer, por el hecho de estar sola y ser mulata, podía ser blanco fácil de calumnias y condenada sin juicio en los procesos de la Inquisición.

La leyenda ha inspirado libros, pinturas e incluso, una ópera, compuesta por Xavier Villaurrutia, Agustín Lazo y José Pablo Moncayo, tres de los más grandes artistas del siglo XX mexicano.

Finalmente, podemos decir que la mulata de Córdoba representa el sincretismo que caracteriza al estado de Veracruz, cuna de la mexicanidad, receptáculo de las historias, los pueblos y las tradiciones que dieron vida al México actual.
//www.eluniversalveracruz.com.mx



Facebook Google Bookmarks Twitter FriendFeed Bitácoras Chuenga Fresqui Enchílame Menéame Yahoo! Technorati Del.icio.us MySpace DiggIt! PromotingBlogs

0 comentarios:

Publicar un comentario