Feeds RSS

Ultimas noticias en el Buscador Místico:

lunes, 17 de octubre de 2011

Leyenda de la Flor del Irupé

El Irupé es una planta acuática endémica muy presente en la cuenca de los ríos Paraná y Paraguay, es la ninfácea más grande del mundo, también presente en los humedales del rico ecosistema del Pantanal y de los Esteros del Iberá.
Esta planta tiene dos leyendas que la describen y resultan interesantísimas de conocer.


"Irupé" obra de Gerónimo Rodriguez (en tinta y acrílico)


1 - Leyenda de la flor de Irupé (La doncella que se enamoró de la luna).

Érase una doncella bellísima que se enamoró de la luna. La joven sufría con su amor sin esperanzas, mirando al astro de la noche esparcir su pálida luz desde la altura
Un día, llevada por la fuerza de su pasión, decidió ir a buscar a su celestial amante. Subió a los árboles más altos e inútilmente tendía los brazos en busca de lo inalcanzable. A costa de grandes fatigas trepó a la montaña, y allí, en la cima estremecida por los vientos esperó el paso de la luna pero también fue en vano.


Volvió al valle suspirosa y doliente, y caminó, caminó para ver si llegando a la línea del horizonte la podía alcanzar. Y sus pies sangraban sobre los ásperos caminos en la búsqueda de lo imposible.


Sin embargo, una noche, al mirar en el fondo de un lago vio a la luna reflejada en la profundidad y tan cerca de ella que creía poder tocarla con las manos. Sin pensar un momento se arrojó a las aguas y fue a la hondura para poder tenerla. Las aguas se cerraron sobre ella y allí quedó la infeliz para siempre con su sueño irrealizado.
Entonces Tupá, compadecido, la transformó en irupé, cuyas hojas tienen la forma del disco lunar y que mira hacia lo alto en procura de su amado ideal.




2 - La Leyenda de la flor del Irupé (Morotí y Pita).

Cuenta la leyenda de esta maravillosa flor que la india Morotí y el indio Pitá se amaban. El era fuerte y valiente, ella era dulce y hermosa.


Un día, mientras paseaban por la orilla del rio Paraná, Morotí arrojo su brazalete para que Pitá lo rescatara.

Pronto se lanzo al agua el indio enamorado, pero no volvió a surgir de ella. Impulsada por el hechicero de la tribu Morotí se sumergió también, buscando entre las aguas el cuerpo de su amado.

Pasaron las horas y ninguno de los dos volvió a la vida. Al amanecer los indios vieron flotar sobre aquellas aguas una flor extraña en la que el hechicero reconoció a la bella Morotí en los pétalos blancos y al intrépido Pitá, en pétalos rojos.

Es el Irupé, una planta acuática de extraordinaria belleza, que vive en las aguas de los ríos de Brasil, Uruguay, Paraguay y Argentina. La palabra Irupé significa en guaraní “plato sobre el agua” aludiendo así a la forma de sus hojas.

Flor del Irupé rosada

Glosario en lengua guaraní: Moroti (blanco) - Pyta (rojo)

Características del Irupé
Recibe estos nombres: Victoria Regia, Abatiyú, Aguapé, Hoja de sol, Iguapé, Irupé, Maíz de agua, Ninfa real, Plato de agua, Loto gigante.
Nombre latino: Victoria Amazónica.


Sinónimo: Victoria Regia.
Familia: Nymphaeaceae (Ninfáceas).
Planta acuática de enormes dimensiones.

Sus grandes hojas redondas pueden llegar a medir hasta 2 metros de ancho.


Los bordes perpendiculares de 10-20 cm, de color verde y reticuladas por la cara superior, rojizas y con la nerviación dispuesta en espiral en la cara que se halla en contacto con el agua. La venación de estas hojas presenta una arquitectura muy peculiar.
Este reborde impide que el agua la penetre lo que le permite sostener grandes pesos, hasta 20 kilos, por lo que es común ver aves y pequeños mamíferos reposando sobre ellas.


La hoja está sostenida por un largo pecíolo que la une a un rizoma sumergido que se hunde en el lodo.
La planta está armada por todas parte, excepto por la superficie, con espinas.
La flor es de una belleza impresionante.
Es una flor solitaria que nace en la oscuridad de la noche, perfumando el aire de las noches de luna de verano con una delicada y dulce fragancia.
Sus flores grandes de entre 20 y 40 centímetros, con pétales blanco algodón o rosados se van tornando rojo rubí.
La flor nacida en la noche, permanece abierta durante el día y a la siguiente noche se cierra sumergiéndose en el agua.
Ofrece un fruto globuloso tipo baya que es comestible y recibe el nombre de maíz de agua.
Floración: verano



Publicado por José Javier Rodas

cronicasinmal.blogspot.com/



Facebook Google Bookmarks Twitter FriendFeed Bitácoras Chuenga Fresqui Enchílame Menéame Yahoo! Technorati Del.icio.us MySpace DiggIt! PromotingBlogs

0 comentarios:

Publicar un comentario