Feeds RSS

Ultimas noticias en el Buscador Místico:

domingo, 3 de julio de 2011

MUJERES DE NELTUME Y PUERTO FUY EN LA COMUNA DE PANGUIPULLI fotos





Con la misión de proteger y conservar el Bosque Húmedo Templado Chileno, integrando a las comunidades aledañas con el fin de mejorar su calidad de vida para las presentes y futuras generaciones, durante la primavera del 2004 se creó la Fundación Huilo-Huilo (FHH). La fundación trabaja en la reconversión de los pueblos madereros de Neltume y Puerto Fuy hacia otras industrias como el turismo, la artesanía y la apicultura, integrándolos a la planificación y gestión de nuevas iniciativas.


En medio de este Bosque Húmedo Templado del extremo Austral de América en pleno Andes Patagónico, en el núcleo de la Eco-Región Valdiviana, comuna de Panguipulli se encuentra la Reserva Biológica Huilo-Huilo. Área Protegida Privada (APP) de 60.000 hectáreas de Bosque Nativo considerada como un “hot-spot”, área de prioridad internacional para la conservación por su gran biodiversidad y endemismo de sus especies silvestres.

Con el correr de los años y a través de programas educativos y sociales a integrado a las comunidades locales para que valoren su patrimonio natural y al mismo tiempo les han ofrecido alternativas de desarrollo personal y comunitario sustentable, incentivando a la pequeña empresa y desarrollo sustentable del lugar.

Neltume, Comuna de Panguipulli

La Fundación se ha propuesto integrar armónicamente a la Reserva con la comunidad. Es así como se ha ocupado de detectar las necesidades, inquietudes y nuevas ideas de los habitantes de Neltume y Puerto Fuy, desarrollando redes de trabajo con personas vinculadas a la Reserva e interesadas en colaborar en áreas como la conservación, la educación, el arte y proyectos productivos sustentables, señala una de sus publicaciones.

Puerto Fuy, Comuna de Panguipulli

Esa asociación con las comunidades de Neltume y Puerto Fuy ha permitido una real, interesante y efectiva reconversión, de la madera al turismo. Una idea lejana e impensada hasta hace pocos años para los habitantes de esa zona, pero que con la iniciativa y el apoyo permanente de la Fundación Huilo-Huilo, hoy es una realidad que a cambiado positivamente la vida de familias de esos sectores de la Comuna de Panguipulli.

En esa perspectiva nacen los talleres, que inicialmente involucraron a 60 mujeres, donde se trabaja en diferentes áreas: apicultura, lanas, bordados y una manualidad que al día de hoy es el gran orgullo de quienes trabajan y de la propia fundación: los Seres Mágicos del Lago, cuya base de operaciones está en Puerto Fuy, y donde se destacan seres inspirados en sirenas, libélulas, entre otros.

Por su parte en los talleres de Neltume se trabaja en la creación y confección de los Seres Mágicos del Bosque, manualidades inspiradas en la flora y fauna nativa del Bosque Húmedo Templado de la zona, como: Hada del Copihue, Ulmo, Amancay, del Chilco, Duende del Roble, Sapito de Darwin, Don Mocho, Hongo Morado, etc.

Patricia Maragaño Pérez, Profesora de Manualidades en Genero

Señala Patricia Maragaño Pérez, Profesora de Manualidades en Genero, quien desde un principio, y contactada por la Presidenta de la Fundación Huilo-Huilo, Ivonne Reifschneider López, esta a cargo de los talleres. Puntualiza que este proyecto persigue un real desarrollo de las mujeres de esa zona y que no se trata de asistencialismo, lo que queda ampliamente demostrado tras el éxito económico que ha traído consigo esta alianza para las mujeres de Neltume y Puerto Fuy. Todos los años viaja al extranjero con la finalidad de perfeccionarse y esos conocimientos aplicarlos en los talleres: “Los talleres han tenido un éxito enorme, las damas se han podido desarrollar y perfeccionar exitosamente en las manualidades, lo que les ha permitido aumentar en forma significativa sus ingresos económicos”, señala.

Se juntan en el taller, que también puso a su disposición la fundación, se estudian nuevos diseños, los perfeccionan e inician la producción. La mayor parte del trabajo lo realizan en sus hogares, lo que también les permite no alejarse de sus hijos ni descuidar sus labores propias como dueñas de casa. La venta de los productos les trae importantes ingresos mensuales, lo que también les posibilita mejorar enormemente su calidad de vida.

El resultado de los talleres ha sido algo que ni las mismas señoras se lo esperaban. Sus productos han sido comercializados con gran éxito no tan sólo en Chile; muchos seres mágicos se encuentran, hoy día, adornando hogares en diferentes países del planeta.

Respecto del éxito comercial de los productos, Patricia Maragaño Pérez responde: “Sí, un éxito; porque además todo lo que ellas producen tiene la venta asegurada, ya que esos productos los adquiere la Fundación Huilo-Huilo, para luego ser comercializados en las cafeterías y en los hoteles de Huilo-Huilo Turismo. El éxito ha sido algo importantísimo, en este momento estamos viendo la posibilidad de crear nuevos talleres porque estamos viendo que la obra de mano está llegando al límite”.

Concluye Patricia Maragaño Pérez: “La Fundación Huilo-Huilo ha sido clave en esto, porque le ha dado la posibilidad a la gente a aprender en forma gratuita”.

Eliana Fuentes Álvarez, Tesorera Taller Seres Mágicos del Bosque

“Muy bien, nos ha ido muy bien”, son las primeras palabras de la Tesorera del Taller Seres Mágicos del Bosque, Eliana Fuentes Álvarez: “Lo que pasa es que aquí cada una hace sus productos, la formula es que la que trabaja gana. Si yo hago 10 productos y los vendo, la ganancia es mía”.

Es categórica en cuanto a que esta experiencia sí les ha cambiado la vida: “Mucho, yo no tengo como agradecer a la señora Ivonne Reifschneider, fue un ángel que vino del cielo y nos dio esto a nosotras. Yo no se como agradecerle, algún día espero hacerlo, ¡no se!

A mí me invitaron a hacer monos de peluche, pero cuando llegue a Huilo-Huilo no eran peluches, fue como entrar a un mundo mágico, todo estaba adornado con duendes, brujas, haditas, eran cosas muy lindas. Y ahí nos dijo la profesora que teníamos que hacer duendes”.

“Íbamos a clases día por medio a Huilo-Huilo, y mí hija que estaba pequeña me acompañaba. La profesora nos dijo que se iba a formar un grupo, que sigamos adelante y nos quedamos las siete, quienes llevamos cuatro años trabajando. Desde un principio fuimos constantes y responsables. Al comienzo la profesora nos dijo que esto iba a ser nuestro negocio, que íbamos a vivir de esto, no le creíamos, ahora nos faltan manos para trabajar”.

Señala que en la actualidad existen más talleres y se crearán otros, teniendo claro que la idea no es producir una competencia a través de un solo tipo de manualidades y que en todo caso existen muchas ideas para desarrollar: “Sabe, yo estoy muy contenta porque era dueña de casa, trabajé toda mi vida como costurera, como pastelera, pero no era mucho lo que ganaba. Ahora me cambió la cosa, en la temporada de verano se ve harta plata, 400 mil pesos para mí es mucha plata. Ahora estoy haciendo mi casa, soy mamá soltera y mis hijos están construyendo, no querían que yo aporte, pero igual compré el piso para mí hogar con la plata de mis artesanías”.

O sea, su relación con la Fundación Huilo-Huilo ha sido fructífera: “Muy buena, y es más, la señora Ivonne nos sigue brindando apoyo con nuestra profesora y todos los meses se hace un diseño nuevo. La profesora se encarga de crear el nuevo producto, acá en la fundación le hacen los retoques y se ingresa a taller para su confección”.

Se llenan sus ojos de optimismo y expresa: “No podemos decir que quedamos abandonadas, porque nosotras las mujeres que estamos en esto ¡por Dios que nos va bien!”.

Ante el éxito de su artesanía y frente a una posible competencia, Eliana Fuentes Álvarez es categórica: “Ahora vendrán talleres con otro tipo de cosas. Está el taller crochet con la flora y la fauna del bosque, entonces es difícil que exista una competencia, y eso es muy importante”.

De hecho indica que “la señora Ivonne nos regaló un viaje y nos llevaron a San Martín de los Andes a ver la artesanía que allá se produce y le diré que no tenemos nada que envidiarles.

Todo lo que hacemos nosotros en Neltume es con los colores del bosque, no podemos usar colores fuertes porque nos echan a perder la magia y todo eso. Todo lo nuestro es adornado con semillas naturales, no podemos usar flores artificiales, todo debe venir del bosque. Se nos pregunta a cerca de cómo vemos cada diseño, damos nuestra opinión y en conjunto se termina el producto final”, concluye.

Marisol Carcamo Gutierrez, Presidenta Taller Seres Mágicos del Bosque

Marisol Carcamo Gutiérrez: “Yo como Presidenta del Taller Seres Mágicos del Bosque estoy muy agradecida de la Fundación Huilo-Huilo por que nos han dado la oportunidad de crecer como personas, ya que antes éramos solo dueñas de casa. Ahora, todas estamos realmente muy contentas por los frutos que hemos obtenido con nuestro trabajo”.

Debido a la buena calidad de los trabajos, lo hermoso y exclusivo de los diseños, ha llegado momentos en donde el stock se agota: “En tiempo de verano los turistas compran mucho nuestros productos, y realmente debemos trabajar hasta altas horas de la noche para poder cumplir con los hoteles y la cafetería”.

Esta nueva faceta de artesanas “nos ha servido bastante para ayudar en nuestros hogares y para mejorar la calidad de vida de nuestras familias. Por ejemplo; yo con esto eduqué, en parte, a mí hija en la universidad con el dinero que he ganado. Esto gracias a Los Seres Mágicos y a Fundación Huilo-Huilo”.

Los Seres Mágicos en la actualidad, y sin lugar a dudas, son un producto de exportación: “Sí, nuestros productos se han ido a Panamá, Brasil y a distintas partes del mundo.

Nuestra entrevistada sonríe, y eso porque les ha ido muy bien: “Sí, hemos ganado mucho”.

Lo positivo del proyecto es que la Fundación Huilo-Huilo les asegura la compra de los productos: “Sí, en la actualidad nos están comprando mensualmente, y siempre con una alta producción. La alianza con ellos ha sido muy buena, un éxito total, gracias a la Fundación Huilo-Huilo, a nuestra profesora, y a nosotras que hemos puesto todo nuestro interés en aprender y hacer bien nuestros productos”.

En relación al apoyo que han recibido por parte de la presidenta de la fundación expresa: “El apoyo ha sido grande. Cuando empezamos nos regaló los materiales, las tijeras, una zig-zag, la recta, las telas. Además ella siempre viene, conversamos, estamos en permanente contacto. En definitiva, existe una muy buena relación con la señora Ivonne”.

Ivonne Reifschneider López, Presidenta Fundación Huilo-Huilo

Después de escuchar a las dirigentes del Taller Seres Mágicos del Bosque de Neltume, El Diario Panguipulli.cl conversó con la Presidenta de la Fundación Huilo Huilo, Ivonne Reifschneider López, quien respondió nuestras preguntas, oportunidad que nos permitió conocer su enorme interés no tan sólo en el desarrollo de las localidades donde está inserta la Reserva Biológica Huilo-Huilo, sino de su interés en el desarrollo de la Comuna de Panguipulli y la Región de Los Ríos.

¿Cuál es en definitiva la perspectiva de la Fundación Huilo-Huilo. Que esperan ustedes de la comunidad y que debe esperar la comunidad de ustedes?

La verdad es que es una pregunta bastante profunda, no se sí podré responder en un tiempo breve. Nosotros como Fundación Huilo-Huilo nacimos con el objetivo, por un lado integrar a la comunidad al desarrollo futuro, que yo lo veo muy ligado al patrimonio natural y cultural de la comuna. Panguipulli es una comuna que tiene un patrimonio valiosísimo tanto por las personas que aquí están, como en los parajes naturales.
Nosotros como fundación partimos haciendo camino al andar, la verdad es que yo no tenía un objetivo fríamente claro, aparte de conservar éste lugar y transmitir al resto de las personas lo maravilloso y valioso que es y las experiencias que uno puede tener a partir de él.

Ahora viendo experiencias en otras partes del mundo, uno observa que este tipo de lugares son muy importantes para la gente que es de afuera, por es importante que las personas que son habitantes de Panguipulli amen esta bella naturaleza que aquí existe.

Yo soy chilena, nací en Chile, mí mamá era de Victoria, conozco este tipo de bosques desde niña, y siempre los he amado. La naturaleza hay que conocerla para poder quererla y así poder desarrollar actividades en torno a ella.

Lo que más nos llamó la atención y de lo que hemos podido conocer en estas horas que llevamos en Neltume, es que la Fundación Huilo-Huilo aparte del Proyecto del Huemul, el manejo sustentable de toda la biodiversidad del bosque; está también todo lo relacionado a talleres, en donde se involucra mucho a la comunidad del entorno donde se establece la fundación. Eso implica el mejorar la calidad de vida de muchas mujeres de Neltume, Puerto Fuy y Lago Neltume: “Bueno, indudablemente uno de los primeros objetivos que nos planteamos era que había que mirar el futuro de otra manera en este lugar que era profundamente maderero en sus orígenes. Y esa manera era integrando a las personas que viven acá al proyecto y de alguna manera viendo como podían desarrollar actividades afines al turismo ecológico y sustentable, que es en el fondo el Proyecto Huilo-Huilo.

¿Cómo le gustaría a usted que la comunidad vea a la Fundación Huilo-Huilo?

Bueno, eso es algo bien difícil, porque cada uno tiene su propia opinión, y yo soy muy partidaria de que uno es libre de pensar como quiere; pero ojalá que nos vean como una oportunidad, como un apoyo, como una manera de poder ayudarnos mutuamente a ver esta zona que tiene un futuro increíble, siempre ligado al futuro turístico.

El turismo en Chile la gente no lo valora lo suficiente, pero un turismo de intereses especiales permite a muchas personas tener trabajo, ya sea en gastronomía, hotelería, construcción, guías de turismo, artesanía y mil cosas más. La gente no se imagina el desarrollo que es posible (con el turismo) para todo tipo de personas.

Eso significa que así como avanza el Proyecto Huilo-Huilo va involucrando a toda una comunidad. Eso permite que el pensamiento de los habitantes de estos sectores esté muy en la idea de lo que es la fundación y lo que ello implica: “Claro, nosotros cuando empezamos con éste proyecto, en donde hicimos un poco de camino al andar, yo nunca pensé que las personas tan prontamente iban a cambiar de actitud. Sobre todo la gente más joven que ve un futuro distinto, que tiene posibilidades de relacionarse con personas de otros países como Canadá y de otras partes del mundo, aquí se dan actividades que son muy integradoras.

Me parece muy importante que la Región de Los Ríos se considere a sí misma con estos valores. Y para mí, Panguipulli es como el centro de este bosque, de esta montaña. Por eso es que estoy tratando de trabajar también en Panguipulli, estoy consiente que es mucho más difícil, pero estoy tratando de aportar en el rescate de las raíces, los valores propios del lugar, y en eso estamos.

Seres Mágicos, un proyecto creado y que cuenta con el permanente apoyo de la Fundación Huilo-Huilo

Esta es una fundación llena de vida, que no tan solo está centrada en los proyectos que está ejecutando. Nos hemos dado cuenta que ya se está pensando en nuevas cosas. ¿Qué es lo que viene? ¿Cuáles son los próximos pasos de la Fundación Huilo-Huilo?

Bueno, lo principal en todo este tema es poder ir logrando, por un lado, que las personas que participan de los talleres vayan formando sus propias agrupaciones, a la vez que ellas puedan transmitir lo que hacen, desarrollar nuevas ideas de artesanía, hacerse conocidas más allá, desarrollar proyectos con las instituciones del Estado, con fondos regionales, CORFO, Capital Semilla. O sea, ir apoyando a las personas y tener sus propios medios para desarrollarse más allá. Nosotros como fundación también desarrollamos material de difusión, estamos apoyando varios libros de todo el tema patrimonial cultural mapuche. Yo creo que es importante escribir, publicar, hacer cosas que se conozcan en el mundo y no tan solamente acá. Este tipo de bosques, este tipo de lugares no existe en otra parte.

Como creadora del Proyecto Fundación Huilo-Huilo usted señala con absoluta convicción que Panguipulli debe sentirse parte de esta iniciativa: “Pero absolutamente, nosotros estamos insertos en este lugar, y no tan solo Panguipulli también la región más macro con este bosque maravilloso. Panguipulli ha tenido una historia que ha permitido mantener en el tiempo mucho de estos valores, tanto en las personas como en el lugar. Yo lo veo de esa manera porque tengo una visión de futuro y quisiera que todas las personas de Panguipulli conozcan este bosque, pero que lo observen con otra mirada, a otras horas del día con otro pensamiento, no tan solo la idea de que es un bosque frío en el invierno, verlo desde otro punto de vista”.
www.eldiariopanguipulli.cl/



Facebook Google Bookmarks Twitter FriendFeed Bitácoras Chuenga Fresqui Enchílame Menéame Yahoo! Technorati Del.icio.us MySpace DiggIt! PromotingBlogs

0 comentarios:

Publicar un comentario