Feeds RSS

Ultimas noticias en el Buscador Místico:

martes, 25 de mayo de 2010

La leyenda de la isla de Benidorm y fotos

Quien conoce Benidorm sabe que en la playa de levante hacen monumentos de arena que son verdaderas obras de arte y son admiradas y fotografiadas por millones de visitantes.
Hace unos dias me pare a fotografiar uno de estos monumentos en el que en un gran cartel se leía (Leyenda de la isla de Benidorm) los visitantes se preguntaban cual seria la leyenda y nadie les sabia responder.
No se ni como fue ni como se me ocurrió pero de pronto me vi rodeado de un montón de gente y yo contándoles la leyenda de la isla, al final todos quedaron contemos y yo me sentía como Carreras al acabar de cantar el brindis de la travista.






Más o menos esta es la historia que les conté.


Aquellos que hayáis visitado el Puig Campana o lo hayáis visto desde Benidorm, o Altea, habréis observado el corte casi perfecto que tiene una de sus cimas.
Y por supuesto, aquellos que hayáis ido a cualquier playa de Benidorm o a cualquiera de sus miradores, habréis observado el trozo de roca que hay en el mar a muy poca distancia.
Pues bien, existe una leyenda que relaciona a ambos, una preciosa leyenda que os voy a intentar resumir.
Cuenta la leyenda que en la ladera de el Puig Campana hubo un gigante llamado Roldán, era el dueño y señor de todo aquello y vivía en una cabaña que él mismo había construido.

Tenía todo lo que un gigante de sus características podía querer... pero no era feliz, le faltaba el amor.
Cuentan que un día y conoció a una bella jovencita de la que quedó enamorado, el amor fue mutuo y ambos vivieron su romance en la cabaña del gigante.
Desde aquel día Roldán hacía todo lo posible por complacer a su amada dándole toda clase de caprichos y comodidades para que se sintiera cómoda y feliz.
Pero..... Un día, Roldán volvía a su cabaña y se cruzó con un extraño ser que le dijo que a su bella doncella le quedaban muy pocas horas de vida.... justo las que quedaban para que el sol se pusiese por la ladera de la montaña. Al final del día su joven amada moriría sin remedio.
Roldán partió corriendo hacia su cabaña y comprobó como su amada poco a poco iba apagándose. Conforme pasaban las horas y el sol bajaba, ella se encontraba peor.
Ante la impotencia, el coloso salió furioso a recriminarle al sol. Entonces recordó la frase del ser extraño "cuando se oculte el sol morirá" Enfurecido salió corriendo hacia la cumbre del Puig Campana y de un puntapié rompió un trozo de montaña dejando así pasar el sol unos minutos más.



Bajó corriendo a por su amada para intentar alargar el máximo tiempo su vida, pero el sol no tardó en ponerse.
Roldán no pudo dejarla por lo que se dirigió como un sonámbulo hacia el mar en busca de la luna con la esperanza de que su luz la salvase. Al no funcionar, la enterró en el nuevo islote y se quedó junto a ella el resto de sus días, "se abrazó a ella para con su cuerpo seguirla amparando y protegiendo por toda la eternidad"
Queda constatado que "ni las piedras son insensibles a la fuerza avallasadora de un gran amor".



Esta es la otra leyenda que escribi el año pasado concretamente el 28 – 1 - 2008


Hoy voy a hablar sobre la isla de Benidorm, esa pequeña montaña que todos vemos desde cualquiera de la playas y que a muchos de nuestros visitantes les gustaría conocer. Pues bien yo voy a contar lo que se de esta pequeña isla. La Isla, o L'Illa en Valenciano es también conocida por la Isla de los periodistas, no me pregunten porqué porque no lo se pero prometo que cuando lo sepa os lo cuento.
Tiene una longitud de 350 metros por una anchura de 260 y una altura de 73, esto lo he leído en algún sitio yo no la he medido, prometo que un día de estos cojo mi metro y la mido y os daré las medidas exactas.
Según las leyendas esta isla es la parte que le falta al Puig campana montaña situada en el termino de Finestrat y que puede contemplarse desde Benidorm, y cuentan que el gigante Roldan, y no me refiero al Roldan aquel que se largo llevándose el dinero de la guardia civil, me refiero a otro Roldan o Rolando sobrino de Carlos Magno y que se lo cargaron los Vascos en la batalla de Ronces valles, pero eso es otra historia.
Pues dicen que ese tío se enamoro locamente de una bellísima dama pero esta cayo enferma y solo podía sobrevivir con los rayos del sol y el muy cabreado asentó un duro golpe con su espada en la montaña cuya hendidura es visible y el trozo fue a parar al mar formando la Isla y así consiguió que la puesta del sol se demorara unos minutos, pero no pudo evitar que su amada falleciera y el tomándola en brazos la llevo hasta la Isla y se dejo ahogar a su lado con su mano cogida.

Esto es solo una leyenda porque como podrán comprende si se lo cargaron en Roncesvalles no podía morirse otra vez en Benidorm por muy sobrino de Carlos Magno que fuera, ¿pero a que queda bonita la historia?

El Manoliyo


http://benidormmasymas.blogspot.com/2010/05/la-leyenda-de-la-isla-de-benidorm.html



Facebook Google Bookmarks Twitter FriendFeed Bitácoras Chuenga Fresqui Enchílame Menéame Yahoo! Technorati Del.icio.us MySpace DiggIt! PromotingBlogs

0 comentarios:

Publicar un comentario