Feeds RSS

Ultimas noticias en el Buscador Místico:

domingo, 6 de diciembre de 2009

Un duende asusta a Papá Noel


Un centro comercial atestado de gente en el sureste de Estados Unidos tuvo que ser evacuado después de que un duende asustara a Papá Noel, al parecer al decir "dinamita", indicó el jueves la policía, subrayando que se trataba de una falsa alarma.

"Papá Noel se asustó al ver a un adulto vestido de duende. También se preocupó porque escuchó dos veces la palabra dinamita", declaró el capitán James Callaway, de la policía de Morrow (Georgia, sureste), añadiendo que los sucesos tuvieron lugar el miércoles por la noche.

El duende, de 45 años, llamado William Caldwell III, mide 1,58 cm y pesa 49 kg. Estaba "vestido de duende y esperaba a Papá Noel en el centro comercial", precisó el policía.

El curioso personaje fue detenido por los servicios de seguridad, que ordenaron también la evacuación del edificio, en el que miles de personas hacían sus compras.

Los equipos de desminado sólo encontraron en el bolso del duende algunos efectos personales y "un gorro de duende y un gorro de Papá Noel", precisó el agente Calleway.

William Caldwell III sigue detenido por la policía, procesado por "amenazas terroristas" y por causar alarma pública.

Los Duendes navideños o Gnomos Navideños son seres mitológicos descritos como un tipo de duende (hombres pequeños); pertenecientes a la mitología navideña occidental del siglo XX.

Se dice que aparecen en las noches de Navidad cuando la estrella polar brilla en su máxima expresión, de la cual proceden.

Los Duendes navideños son seres mágicos y bondadosos que visten trajes de colores, botas y gorritos con campanitas.

Los hay jóvenes y ancianos, pero en su mayoría son ancianos. Una serie de luces multicolores que atraviesan el cielo nocturno de las latitudes avisan su llegada.

Serían los encargados de elaborar los regalos (principalmente juguetes), que Santa Claus repartiría a los niños buenos y obedientes.

el mito actual cuenta que Santa Claus viviría en el Polo Norte junto a la Señora Claus y una gran cantidad de Duendes navideños, que le ayudan en la fabricación de los juguetes y otros regalos que le piden los niños a través de cartas.

Para poder transportar los regalos, Santa Claus los guardaría en un saco mágico de Santa Claus y los repartiría a las 00:00h del día 25 de diciembre, en un trineo mágico volador, tirado por «renos navideños», liderados por Rodolfo (Rudolph); un reno que ilumina el camino con su nariz roja y brillante, siendo el último en agregarse a la historia.

Santa Claus podría entrar a los hogares de los niños, al transformarse en una especie de humo mágico; y así entrar por la chimenea u otro orificio de las casas; si éstas no disponen de una.

Para saber qué niños merecen regalos, Santa Claus dispondría de un telescopio capaz de ver a todos los niños del mundo; además de la ayuda de otros seres mágicos que vigilarían el comportamiento de los niños.

Así, si un niño se ha comportado mal, se dice que quien lo vendría a visitar sería la carbonilla, y no Santa Claus; y como castigo carbonilla le regalaría a los niños solo carbón.



Facebook Google Bookmarks Twitter FriendFeed Bitácoras Chuenga Fresqui Enchílame Menéame Yahoo! Technorati Del.icio.us MySpace DiggIt! PromotingBlogs

0 comentarios:

Publicar un comentario